Cuando se trata de pasar tiempo de calidad con tus hijos, el Zoológico es definitivamente una de las cartas más valiosas que puedes jugarte. Hacer ejercicio, divertirte, comer algo rico tipo picnic y aprender, compartir, descubrir y explorar, todo al mismo tiempo, hacen de una visita al zoológico, cualquier zoo, una experiencia que tus pequeñines atesorarán por toda su vida. 

Additional Info

  • Extended Classes grid-triple dark

Con Lila En el Zoologico de Washington, D.C.

Una de las sorpresas más gratas en toda mi vida ha sido la visita al zoológico smithsoniano en Washington D.C. junto a mi compinche inseparable Lila Lorena y Luis Javier. Por primera vez tuve la oportunidad de ver un elefante en persona. Cada vez que digo eso alguien me pregunta "OH! y es que nunca fuiste a un circo?" y la respuesta es "pues no", porque no estoy de acuerdo con los circos y la manera en que separan a los animales de su hábitat natural. Eso no sucede en este zoológico. Al menos no del todo. Científicos y especialistas en salud veterinaria cuidan las 24 horas de los inquilinos del "zoo", y les alimentan, asean y protegen también todo el tiempo. En esta visita vi lobos, leones (de tierra y de mar), un tigre inmenso, zebras, tejones, en realidad lo único que no vi y que me hizo mucha falta fue una jirafa. Tal vez de tanto caminar se me paso. Lila vio además muchos otros animales en el carrusel y se puso muy feliz paseando. Aquí les pongo las fotos y les recomiendo este hermoso lugar en la zona norte del distrito de Columbia en los Estados Unidos. Si vas con tu familia no te lo puedes perder.