Medellín

Café, chocolate y todo lo dulce son los elementos más superficiales de la maravillosa cultura paisa. Medellín me sorprendió como te sorprende por primera vez un poquito de sal de mar en un barquillo de helado de caramelo. Te pone a pensar lo simple que fue la idea, lo cerca y accesible que se encuentra y al mismo tiempo lo poco probable que era que lo encontraras si empezabas a buscarlo. Y es que hay cosas que deben ocurrirnos por accidente, sobre todo las mejores cosas. Medellín me sucedió porque LJ me invitó en un viaje de negocios y me fui con Lila a caminar por sus calles, parques, plazas y hasta por los patios de un castillo. Probé lo que pude de la bandeja paisa, de los cortaditos y las aromáticas y he quedado enamorada de una ciudad que es en esencia el grupo de personas más maravillosamente unidas que he conocido en Latinoamérica.

Additional Info

  • Extended Classes hilite